domingo, 27 de mayo de 2012

RIO DE LOBOS COLECTIVO

Floria González y Alejandra Alarcón


 Nuevo Proyecto









miércoles, 16 de mayo de 2012

SWAB Barcelona 2012



Feria Internacional de Arte Contemporáneo

23.05.2012 - 26.05.2012









ALEJANDRA ALARCÓN
Dime que me quieres. 2012.
Acuarela sobre papel. 55x 77cm.




LLUIS BARBA
Viajeros en el tiempo. Proyecto de la adecuación de la gran galería del Louvre. Humbert Robert
2010 Dibon y metacrilato. 
150 x 200 cm. Edición 6.





PEP LLAMBIAS
Tiempo, 2011
157 x 30 x48 cm.Técnica mixta.









RUTH MORÁN 
Sin título. 2012.
Temple vinílico y rotulador de tinta sobre papel.  180x140 cm.





LIDÓ RICO
Sin título IV,. 2010.
Resina de poliéster. 75 x 40 x 18 cm.



 PAULA TOTO BLAKE
Serie La casa como amenaza, 2006.
Fotografía color en paper fotogràfic en dibond i metacrilat, 60 x 45 cm. Edic. 7.





Fira de Barcelona
Avda. Reina Maria Cristina, s/n
Pavelló 2
08004 - Barcelona



lunes, 7 de mayo de 2012

SOFA


Inauguración 30 de Marzo 2012
21:00 Hrs.
Galería de Arte Contemporáneo SOFA


Santiago Chile



Alejandra Alarcón (Bolivia)

Floria González (México)

José Romussi (Chile)

Cristian Elizalde (Chile)




Descalabro doméstico

Trazar las líneas generales de esta exposición nos obliga, necesariamente, a mirar sobre cierto prisma de texturas opuestas. Cierto prisma naíf pero de efectos subvertidos. Y digo esto no sólo por el recurrente descalabro doméstico, por llamar de algún modo al contraste permanente de personajes y elementos que aparecen en escena, sino porque en ella se reúnen obras con diversas estrategias visuales pero con un imaginario común. Un imaginario que oscila entre lo ominoso y lo surrealista pop. Un imaginario donde lo inocente y lo inofensivo se deforman para ser parte de un proyecto suicida. Un discurso visual donde lo frágil y lo delicado asumen características violentas. Trazar las líneas generales de esta exposición nos obliga  entonces a poner la mirada sobre los alambres de un procedimiento estético común; buscar formas específicas de producir texturas y efectos sensibles a través de imágenes y conceptos culturales deformados.

Allí la escena es dominada por objetos o personajes arrancados de la infancia, representaciones de una inocencia dislocada, emparentadas con elementos siniestros y lascivos. Un imaginario que recuerda fuertemente al Lowbrow de los 70, donde es común ver a niñas de nieve sosteniendo conejitos descuartizados entre las manos, después de haberlos usado como objetos de masturbación. O pequeños animalitos de peluche como protagonistas de ese gran descalabro doméstico. Son universos extraños y oníricos que estos artistas crean en diversos formatos (foto, acuarela, dibujo, bordado), universos tanto  personales como colectivos, que más que sólo hablarnos de estrategias y discursos visuales particulares,  también nos hablan de configuraciones culturales trastocadas.

Eduardo Serrano Velásquez






























Revista Arte al Limite Mayo